Lucrecia Martel es actualmente la presidenta del jurado del 76° Festival de Cine de Venecia, certamen que se lleva a cabo hasta el 7 de septiembre en la ciudad italiana. La directora ha representado la voz de la lucha feminista, y lo ha demostrado sin problemas, fue la encargada de entregar el León de Oro por la trayectoria a Pedro Almodóvar, en una ceremonia acompañada de un emotivo discurso en el que destaca la importancia de “La Movida” española, impulsada por el cineasta tras la caída de Franco, develando cómo la honestidad y la sencillez de sus películas han ayudado a reivindicar a mujeres, homosexuales y transgéneros, convirtiéndose en protagonistas de sus coloridas historias.

La directora argentina ha sido categórica y consecuente con su opinión, tanto así que decidió restarse de la función de “El Oficial y el Espía” de Román Polanski, cineasta acusado de violación, a ello agregó “Yo no separo al hombre de la obra. La presencia de Polanski [en el programa del festival] me resultó muy incómoda. Hice una pequeña investigación, con Internet, y consultando a escritoras que han tratado estos temas. Y vi que la víctima dio este caso por cerrado, no negando los hechos sino considerando que el señor Polanski había cumplido con lo que la familia y ella habían pedido. No puedo ponerme por encima de las cuestiones judiciales. Pero sí puedo solidarizarme con la víctima”.

El 76° Festival de Cine de Venecia se realiza desde el 28 de agosto al 7 de septiembre, “La Mostra” es el certamen cinematográfico más antiguo del mundo y este año la competencia cuenta con directores como Steven Sodenberg, James Gray, Roman Polanski, Todd Phillips, Kore-eda Hirokazu y Pablo Larraín.

 

 

Comentarios en facebook